Auto-percepción del profesorado sobre su formación en educación emocional

Contenido principal del artículo

Iratxe Suberviola Ovejas

Resumen

Las últimas investigaciones en el ámbito emocional apuntan como, muchas de las características socio-educativas que presenta el alumnado de los PCAs están íntimamente relacionadas con la eficacia en competencias emocionales. Esto pone de manifiesto la conveniencia de introducir programas de educación emocional, con docentes formados al respecto.

El objetivo de este estudio es mostrar la brecha existente, en cuanto a la formación y la designación del profesorado de los itinerarios no-ordinarios, y la idoneidad percibida, por parte de este colectivo, sobre dichos aspectos.

Detalles del artículo

Sección
Artículos
Biografía del autor/a

Iratxe Suberviola Ovejas, Departamento Ciencias del Educación. Universidad de la Rioja

Lda en Psicopedagogía, con el Diploma de Estudios Avanzados en la modalidad de Didáctica y Organización Escolar. Profesora del área de Teoría e Historia de la Educación en la Universidad de la Rioja. Actualmente estoy realizando la tesis doctoral con temática relacionada con la educación y las competencias emocionales.
Las líneas de investigación desarrolladas son: 1) inteligencia y educación emocional; 2) género y coeducación.

Autora de artículos y capítulos de libro relacionados con estas materias. Miembro del G.I de la Universidad de la Rioja: Igualdad y Género. Investigadora del Instituto de Estudios Riojanos. (IER)

Citas

Bernal, A & Cárdenas, A.R. (2009). Influencia de la competencia emocional docente en la formación de procesos motivacionales e identitarios en estudiantes de educación secundaria. Revista de Investigación Educativa, 2009, 27 (1). Pag. 203-222.

Bisquerra, R. (2005). La educación emocional en la formación del profesorado. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 19 (3):95-114.

Esteve, J.M. (2006). Las emociones en el ejercicio práctico de la docencia. Teoría Educativa, 18: 85-107.

Extremera, N & Duran, A. (2006). Inteligencia emocional y su relación con los niveles de burnout, engagement y estrés en estudiantes universitarios. Revista de Educación, (342):239-256

Extremera, N & Fernández-Berrocal, P. (2004a). El papel de la inteligencia emocional en el alumnado: evidencias empíricas. Revista eléctrónica de inteligencia educativa.6 (2)

Extrenera, N & Fernández-Berrocal, P. (2004b). Inteligencia emocional, calidad de las relaciones interpersonales y empatía en estudiantes universitarios. Clínica y salud, 15(2):117-137.

Extremera, N & Fernández-Berrocal, P. (2004c). La inteligencia de desarrollar la inteligencia emocional en el profesorado. Revista Iberoamericana de Educación, 33(8).

Fernández Abascal, E & Chóliz, M. (2006). La cara espejo de las emociones. Madrid: UNED. Universidad Nacional de Educación a distancia.

Fernández Berrocal, P & Extremera, N. (2006): “Emotional Intelligence: A theoretical and empirical review of its first 15 years of history. Psicothema, (18): 7-18.

Fernández- Berrocal, P., Extremera, N & Ramos, N. (2004).Validity and reliability of the Spanish Modified Version of the Trait Mete-Mood Scale. Psychological Reports, (94):751-755.
Graczyk, P.A, Weissberg, R.P., Payton, J.W., Elias, M.J., Greenberg, M.T & et al. (2000). The Handbook of Emotional Intelligence. Theory Development, Assessment, and Aplication at Home, School, and in the Workplace.S. Francisco: Jossey-Bass.

Lopes, P. N., Salovey, P & Straus, R. (2003). Emotional intelligence, personality and the perceptive quality of social relationships. Personality and Individual Differences, 35(3):641-658.

Ruiz Aranda, D., Cabello, R., Martín Salguero, J., Castillo, R., Extremera, N & et al. (2010). Los adolescentes Malagueños ante las drogas: la influencia de la Inteligencia Emocional. Málaga: UNESCO.

Ruiz Olabuenaga, J.I. (2007). Metodología de la investigación cualitativa. Bilbao: Universidad de Deusto

Trinidad, D.R & Jhonson, P. (2002). The association between emotional intelligence and early adolescenc et tobacoo and alcohol use. Personality and Individual Differences,32(1):95-105.